Mensaje en una botella

Estándar

Después de 18 años como periodista radiofónica, estoy a un paso de quedarme en paro. Joaquín Sabina se pregunta en Peces de Ciudad  “cómo huir cuando no quedan islas para naufragar”. Desde aquí reivindico que, a pesar de los pesares, quedan miles de islas en las que refugiarse hasta que la vida nos rescate. Y este blog quiere ser una de esas islas en las que recalaré de vez en cuando para contar mi deriva, relatar mi travesía, desahogarme después de ahogada o compartir un mar en calma.  Si el naufragio es inevitable -que parece que lo es- busquemos tablones a los que agarrarnos y hagamos fuerza para que el oleaje nos lleve hasta la playa.naufrago